martes, 7 de julio de 2020

El obispo habló del caso de coronavirus: “Nunca hay que marginar ni discriminar a quien se pueda enfermar”



Después de los duros cuestionamientos en torno al caso positivo de coronavirus que se detectó en Goya, el obispo Adolfo Canecín hizo un llamado a la comunidad pidiendo “misericordia, solidaridad y respeto en todas las direcciones”. En este sentido exhortó: “Nunca hay que marginar ni discriminar a quien se pueda enfermar porque cualquiera podemos enfermarnos”.

En su homilía en la misa que presidió en la Catedral, monseñor Canecín reflexionó sobre la humildad y en este contexto advirtió: “En esta pandemia la dificultad es que seamos humildes y reconozcamos nuestros límites, y eso que paralizó al mundo, pero cuesta que la arrogancia del corazón humano ofrezca un lugar a la humildad”.

También subrayó que “nos está costando respetar las normas que las autoridades sanitarias nos indican para cuidarnos y cuidar a los demás, y a veces es porque en el fondo nos cuesta ser humildes para asumir las recomendaciones que nos dan”.
Así, marcó que “queremos hacer la nuestra, aun exponiendo a los demás, lo cual es una falta grave de responsabilidad y de corresponsabilidad por el bien común que debe ser el bien de todos”.

Por eso, demandó: “Nunca marginar ni discriminar a quien se pueda enfermar, porque cualquiera podemos enfermarnos, aun teniendo extremadamente cuidado, por la gran virulencia que tiene esta enfermedad”.
En este contexto hizo alusión a los cuestionamientos sociales que se difundieron por las redes sociales y que derivaron hasta en un intento de ataque a la casa de la persona cuyo análisis dio positivo de covid-19 y que de esa manera se constituyó en el primer caso en Goya.

En otro tramo de su mensaje, el obispo Canecín también dijo que “el mundo no entiende este lenguaje de la humillación y de la santa alegría”, por eso busca “más alcohol, más drogas y más cosas para que angaú (‘supuestamente’, en guaraní) tenga un rato de alegría, pero es efímero y se pasa enseguida, en un sapy’a ité”. 

0 comentarios: