miércoles, 13 de mayo de 2020

La bajante del Río Paraná deja al descubierto tesoros del pasado.


En este caso, los habitantes de la localidad de Lavalle encontraron que tras la gran bajante que presenta el Río Paraná en todo su recorrido, quedó al descubierto lo que sería un aljibe o un pozo de agua, de lo que seguramente fue en su momento una propiedad que fue atrapada por los grandes desabarrancos o “Yaguá Carú”, que hicieron desaparecer cientos de metros de costa en la ribereña localidad. Sería oportuno que se dé intervención al Instituto de Cultura de Corrientes, a la UNNE o a especialistas en antropología o arqueología para recuperar parte de la historia que el Paraná está devolviendo con la bajante.

Ese descubrimiento está en el llamado "Rincón de Soto", a orillas del Río Paraná. Cientos de hectáreas fueron "llevadas" por el Paraná en lo que los lugareños llaman "Yaguá Carú" (Perro que come), que es el desbarranco de grandes extensiones de tierra producto del efecto de la fuerza del agua contra las costas.

Fotos: Adrian Gomez Bandolin

0 comentarios: