viernes, 15 de noviembre de 2019

Habian sido detenidos en Lavalle: Procesaron a la banda que entraba droga en una barcaza con doble fondo.



El juez federal de Reconquista Aldo Alurralde procesó a cinco personas involucradas en el tráfico de 160 kilos de marihuana que eran transportados en una barcaza con doble casco interceptada el 10 de octubre sobre el río Paraná, a la altura de Lavalle. 

Cuatro hombres y una mujer fueron encausados por los delitos de transporte de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas en concurso con la figura de comercialización de estupefacientes.

Según la resolución de Alurralde, la banda distribuida la droga además en localidades correntinas como Empedrado, Lavalle y Goya entre otras, finalizando el recorrido en Reconquista.

La barcaza había salido desde la localidad chaqueña de Barranqueras y transitó alrededor de 200 kilómetros por el lecho del Paraná hasta ser interceptada entre las localidades correntinas de Goya y Bella Vista y las santafesinas de Las Garzas y Villa Ocampo.

Según la resolución de Alurralde, la banda distribuida la droga además en localidades correntinas como Empedrado, Lavalle y Goya entre otras, finalizando el recorrido en Reconquista.

"Logramos empezar a cortar la ruta fluvial de la marihuana". Así valoró el juez Alurralde la captura de la barcaza con doble fondo. Un mes más tarde el magistrado procesó a Agustín Otmar Troncoso, María Ana "Any" Franco (ambos domiciliados en Barranqueras y encargados de transportar la droga en la barcaza), Agustín Omar "Bebo" Troncoso, Alexis Nicolás Montiel y Marcelo Alberto Montiel.

Línea de distribución

La investigación, que se basa fundamentalmente en escuchas telefónicas y comenzó en octubre de 2018, determinó que Agustín Otmar Troncoso y "Any" Franco eran los encargados de distribuir la droga desde el barrio chaqueño de San Pedro Pescador, en Colonia Benítez, ubicado a la vera de la cabecera oeste del puente General Manuel Belgrano que une Chaco con Corrientes. La pareja había residido en la provincia de Misiones y en Reconquista.

En su circuito de distribución, la ciudad santafesina de Reconquista era una punta de línea. También entregaban cargamentos en las localidades correntinas de Empedrado, Lavalle y Goya, en el noroeste de esa provincia. La pequeña embarcación les permitía ingresar hasta las inmediaciones del callejón del barrio La Cortada, donde hacían la descarga.

En una ranchada de pescadores acampaban hasta que se concretaba la entrega y el pago. La persona que recibía la droga en el barrio La Cortada de Reconquista era Alexis Nicolás Montiel. Y a partir de allí se seguía con la comercialización al menudeo. Por escuchas telefónicas que se encuentran en el expediente pudo determinarse que la droga luego era comercializada en el domicilio de su padre, Marcelo Alberto Montiel. En esa vivienda se acopiaba el estupefaciente y el dinero producto del comercio.

Los cargos

Para Alurralde, esta organización "tenía una especial habilidad y un modus operandi dividido en etapas y con varios intervinientes, presumiblemente para evitar ser interceptados; no obstante, fue la labor de los investigadores la que permitió desarticular el grupo delictivo", según la resolución.

Asimismo, el juez consideró procesar a Marcelo Montiel y Alexis Nicolás Montiel como partícipes necesarios del transporte de estupefacientes interceptado en el río, ya que según las escuchas telefónicas y demás tareas de investigación sobre el territorio financiaban el mismo actuando luego como destinatarios de la droga. En tanto, a los detenidos Agustín Otmar Troncoso, María Ana Franco y Agustín Omar "Bebo" Troncoso se les imputó tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

La investigación comprobó que la banda había recibido distintos cargamentos el 24 de agosto; y el 8, 11 y 17 de septiembre de 2019, lo que demostró el accionar sistemático de la banda.

En síntesis, Troncoso hijo despachaba la droga; su padre junto a "Any" Franco la transportaban en la barcaza; y en el final del recorrido, en Reconquista, los Montiel eran los destinatarios del transporte del estupefaciente para su posterior venta.

Indagados

Cinco personas, entre ellas dos santafesinos, fueron indagados por el juez federal Federico Villena, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 1 de Lomas de Zamora, luego de ser detenidos el sábado tras el secuestro de 23 kilos de marihuana que traían desde Formosa a Santa Fe. La investigación estuvo a cargo de Agrupación VI de Gendarmería Nacional. El operativo tuvo como saldo el secuestro de 23,586 kilos de marihuana, dos autos, cuatro celulares y otros elementos de interés para la causa.

0 comentarios: