miércoles, 31 de julio de 2019

Una pareja de mujeres obtuvo la adopción plena de un adolescente.


La Jueza de Familia con competencia en Menores de Goya, doctora Silvina Racigh, concedió la adopción plena de un adolescente a favor de una pareja de mujeres convivientes que desde el año pasado tenían la guarda.En esta causa, transcurrido el tiempo estipulado por la ley, el joven y las mujeres que tenían la guarda manifestaron durante las audiencias, que tras la convivencia, tenían la necesidad de hacer efectiva la adopción.

La calificaron de altamente positiva, y manifestaron que crearon unvínculo de afecto, diálogo y comprensión en el seno familiar.

Por su parte, el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (COPNAF) y la Asesoría de Menores también se manifestaron a favor.

En la sentencia N°3 /2019, se consignó que el chico tendrá una nueva filiación. Además se declaró extinguido el vínculo de parentesco con su familia de sangre, aunque mantiene la posibilidad de comunicación con sus hermanos menores.



El interés superior del niño

La doctora Racigh dictó su sentencia basándose en la Constitución Nacional, la Convención de los Derechos del Niño y la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Consideró que “La familia es la unidad fundamental de la sociedad y el medio natural para el crecimiento y el bienestar de sus miembros, en particular de los niños”, expresó.

El objetivo es darle celeridad a este tipo de procesos para evitar la prolongada institucionalización de los niños ya que los establecimientos, respecto a las condiciones ambientales y recursos humanos no suplen a una familia. Un ambiente familiar y el afecto de los padres es insoslayable para lograr el desarrollo psicofísico pleno.

Al respecto, la Declaración de los Derechos del Niño en Ginebra de 1.924 y 1.959, señala que “el niño para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres, y en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material. Todo niño tiene derecho a una familia.”

La magistrada también consideró que en el caso se cumplieron la totalidad de condiciones para que la adopción plena se concretara y que de los textos nacionales e internacionales se reconoce la existencia de diferentes modalidades de familia: “todas merecen protección”.

La adopción se rige por los siguientes principios: a) el interés superior del niño; b) el respeto por el derecho a la identidad; c) el agotamiento de las posibilidades de permanencia en la familia de origen o ampliada; d) la preservación de los vínculos fraternos, priorizándose la adopción de grupos de hermanos en la misma familia adoptiva o, en su defecto, el mantenimiento de vínculos jurídicos entre los hermanos, excepto razones debidamente fundadas; e) el derecho a conocer los orígenes ; f) el derecho del niño, niña o adolescente a ser oído y a que su opinión sea tenida en cuenta según su edad y grado de madurez, siendo obligatorio requerir su consentimiento a partir de los diez años.


-----------------------------------------------------

YA DESCARGASTE LA APP DE RADIO SIGNO A TU CELULAR? 

0 comentarios: