jueves, 4 de julio de 2019

Presbíteros recién ordenados celebraron en la Basílica de Itati y en el seminario.


Los presbíteros Pablo Stortti, Pedro Ojeda y Juan José Godoy, recibieron hace pocos días la ordenación sacerdotal por imposición de mano de monseñor Adolfo Canecin y, concelebraron misas de acción de gracias en la Basílica de Nuestra Señora de Itati y en el seminario Interdiocesano La Encarnación, en Resistencia. Acompaño el presbítero Juan Carlos Mendoza, ex formador del seminario.

A tan solo tres días de la ordenación sacerdotal, los neopresbíteros peregrinaron hacia la Basílica de Itati y concelebraron la misa en el camarín de la Virgen. Presidio el presbítero Pedro Pablo Ojeda y en la homilía el presbítero Pablo Esteban Stortti, agradeció a Dio por el “llamado” a la vida ministerial y recordó las oportunidades que visito a la virgen de Itati en su casa como laico, joven peregrino y después como seminarista y agradeció “hoy llego a la Casa de la Madre” siendo sacerdote ministerial.

¡SEÑOR MIO Y DIOS MIO!

La eucaristía celebraron en la fiesta del apóstol Tomas, por eso, destacó en su meditación la adhesión al Resucitado que “dieron como testimonio convencido” los discípulos; que significo “una experiencia personal y comunitaria del Señor Jesús presente en ellos” porque la misión del discípulo es hacer que Jesús resucitado sea para cada uno de los hombres y mujeres de hoy: “Señor mío y Dios mío”.

Recordó especialmente el día en que se pusieron en mano de la Virgen de Itati, cuando empezó el camino de formación sacerdotal, como es tradición de los seminaristas cuando comienzan el introductorio. Rezaron juntos la oración a nuestra Tierna Madre de Itati.

SEMINARIO

Al atardecer, el presbítero Pablo Eteban Stortti presidio una misa concelebrada en el seminario interdiocesano La Encarnación, en Resistencia, Chaco, acompañado por el rector Rubén Abel Taibo, y los presbíteros Juan Carlo Mendoza, Javier Romero, Oscar Ríos, Pedro Ojeda y Juan José Godoy (estos últimos pronunciaron una homilía en memoria agradecida).

En un clima de gran cogida fueron recibido en la casa de formación sacerdotal, con mucha alegría y junto a la totalidad de lo seminaristas y formadores dieron gracia a Dios. Al finalizar Pedro Stortti, Pedro Ojeda y Juan José Godoy recibieron como obsequio una estola especialmente confeccionada para ellos.

0 comentarios: