viernes, 31 de mayo de 2019

River goleó 3-0 a Atlético Paranaense y se consagró campeón de la Recopa Sudamericana


Con goles de Ignacio Fernández, Lucas Pratto y Matías Suárez, el "Millonario" revirtió el resultado y consiguió otro título en la brillante era Gallardo.

River recibe al Atlético Paranaense por la segunda final de la Recopa Sudamericana. El árbitro del encuentro es Roberto Tobar, de Chile, y el duelo es transmitido por ESPN y DirecTV Sports.

El conjunto brasileño advirtió que si esperaba a River podía pasarla mal. En consecuencia, buscó presionar en la salida, forzando en muchas ocasiones a que la defensa saltara líneas para poder superar la barrera. Sin embargo, cuando el "Millonario" pasó de presionado a protagonista de la asfixia, se sintió más cómodo y sometió a Paranaense, con un ritmo de pressing infernal. A los 13 minutos, tuvo la primera gran chance de gol: combinó por derecha y el control dejó a Ignacio Fernández de frente al arco; su remate hizo temblar el palo.

Con Leonardo Ponzio como emblema de la actitud y el empuje, River fue transformando las recuperaciones altas en oportunidades de convertir. A los 17 minutos, Pratto cabeceó el centro preciso de Angileri, pero no le dio la potencia necesaria y atenazó el arquero Santos. Y a los 22, el portero se estiró para desviar el remate esquinado del "Oso".


Pero en los oasis en los que pudo bajarle el ritmo al juego y logró salir del ahogo, desde la pausa de Luis González, Atlético mostró su astucia. Como símbolo, quedó la acción que elaboró a los 31 minutos: Rony se despegó por derecha, encontró a "Lucho" por el medio y Franco Armani exhibió toda su jerarquía.


En el inicio del complemento, River redobló la presión y la apuesta. Salió Palacios para dejarle su lugar a De la Cruz, ubicado como interior, para aparecer en la zona de gestación y aportar gambeta en pos de hallar espacios. Sin embargo, a los dirigidos por Marcelo Gallardo les costaba quebrar la férrea línea defensiva del visitante. Hasta que llegó el centro desde la izquierda, a Pinola le quedó el rebote, remató, y dio en la mano de Luis González. El árbitro Roberto Tobar se apoyó en el VAR, observó la jugada en la pantalla y sancionó el penal.

Pero no fue tan simple el desahogo para los 70.000 personas que coparon el Monumental. A los 63 minutos, "Nacho" González ejecutó, Santos desvió, el balón dio en el palo, y el propio mediocampista tomó el rebote para anotar el 1-0.


Inmediatamente, Gallardo mandó al campo a Matías Suárez, con característica de asociación, por Borré, un delantero más directo. A los 75′, el ex Belgrano envió un buen centro que "Nacho" impactó mordido, en una buena posición. A esa altura, el desgaste empezó a notarse en River. Armani volvió a ser convocado cuatro minutos después, ante un intento de Renán Lodi: el guardameta sacó al córner.

El Millonario sufrió el partido en el Arena do Baixada de Curitiba. Se sintió incómodo en el césped sintético, no pudo ni supo hacerse patrón del encuentro, padeció las transiciones rápidas del local por las bandas. Sin embargo, a pesar de haber sido superado, algo extraño en la era Gallardo. sólo cayó por un gol gracias a otra gran actuación de Franco Armani. Por eso, la remontada es posible esta noche en el Monumental, que vibrará con otra final por una copa internacional.

El "Millonario" necesita ganar por dos tantos para consagrarse. Si se impone por un gol en los 90 minutos, habrá alargue y, si persiste la igualdad en la serie, el título se definirá por penales.

Marcelo Gallardo dispuso algunos cambios en la formación titular. Recuperó a Gonzalo Montiel en el lateral derecho del equipo, Rafael Santos Borré retomó su lugar en el ataque y hace dupla con Lucas Pratto. Matías Suárez, futbolista que jugará la Copa América con la selección argentina, esperará su oportunidad en el banco.

Pero la nota saliente es el regreso de un histórico para la institución de Núñez. "Ponzio va a jugar el jueves", dijo el Muñeco en la conferencia de prensa previa a la segunda final por la Recopa Sudamericana, confirmando que el mediocampista el regreso a la titularidad para un encuentro trascendental en la historia reciente del club.

Con cinco años cumplidos como DT del Millonario, Gallardo busca su décimo título al frente del plantel profesional, lo que lo elevaría al primer puesto del ranking de los entrenadores más ganadores del club.

Con la ventaja de haber triunfado en Curitiba, sin haber recibido goles en contra (en la definición no cuenta el gol de visitante), Atlético Paranaense dispone los mismos futbolistas que comenzaron el duelo que se jugó en el Arena do Baixada. Hace una semana, Marco Ruben volvió a ser fundamental en la ofensiva del equipo que conduce Tiago Nunes.

Los brasileños, que lograron el primer título internacional de su historia el año pasado, cuando se coronaron con la Copa Sudamericana, buscan sumar una nueva estrella para el club que se fundó en 1924.

El campeón de la edición 2019 posará con un cheque de 1.250.000 dólares y el subcampeón se quedará con 750.000 de la moneda norteamericana. A diferencia de lo que sucede con el Furacão, River juega por este trofeo por quinta vez en su historia: perdió la final en 1997 (Vélez) y 1998 (Cruzeiro), pero lo ganó en sus últimas dos apariciones. En el 2015, superó a San Lorenzo, y 2016 hizo lo propio contra Independiente Santa Fe, de Colombia.

Formaciones

River: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola, Fabricio Angileri; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Exequiel Palacios, Leonardo Ponzio; Rafael Santos Borré y Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo.

Atlético Paranaense: Santos; Jonathan, Paulo André, Léo Pereira, Renan Lodi; Wellington, Nikao, Luis González, Bruno Guimarães; Rony, Marco Ruben. DT: Tiago Nunes.

0 comentarios: