lunes, 25 de marzo de 2019

Tragedia en Saladas: Los restos de los integrantes de la familia calcinada ya están en Capital para la autopsia.



La comunidad de Saladas aún continúa conmocionada por lo sucedido con Romina Brizuela y cinco de sus hijos. El fuego terminó con sus vidas en cuestión de minutos, y ante la desesperación de familiares y vecinos que nada pudieron hacer para evitar la tragedia. Según informó a esta redacción Raúl Cuevas, colega saladeño, “ya entrada la noche, los allegados a la familia continúan recorriendo la casa incendiada como buscando una explicación a lo sucedido”. Los restos de las seis víctimas ya están en Corrientes para realizar la autopsia respectiva


El dolor no tiene fin. Y ni siquiera hay una explicación racional. Por eso sus familiares y amigos deambulan por la casa destruida que era de Romina, en el barrio Itatí, en la zona suburbana de Saladas.


“La familia sigue en el lugar del incendio. Recorren la zona como queriendo buscar una explicación a todo. Es muy doloroso todo”, nos contó Raúl Cuevas, colega de Saladas

“Toda la familia es evangelista y son asistidos por un pastor de esa congregación”, informó Cuevas

Al hermano de Romina, que murió con cinco de sus seis hijos, de nombre Agustín, el Juez que entiende en el caso le ofreció un profesional para que lo asista, pero le dijo que él no necesita asistencia, aunque sí podría servirle al único chico de 14 años, también hijo de Romina, que vivía con la abuela y no estuvo en el lugar del siniestro.

Desde la Municipalidad de Saladas se decretó tres días de duelo en todo el departamento.

Los restos ya fueron trasladados a Capital: mañana o pasado podrían conocerse los resultados de la autopsia

Luego de esto, los restos serán llevados nuevamente a Saladas ya que la familia pretende realizar el velatorio.

Los restos, irreconocibles
El periodista, Raúl Cuevas, dijo esta mañana a Radio Dos que “los restos de las seis víctimas están irreconocibles”.
Vale recordar que quienes perdieron la vida en la casa del barrio Itatí fueron identificados como Romina Brizuela (40 años) y sus hijos como Yargo de 13, Alexander 11, Kevin 8, Nadia 6 y Milagros 4.


“Los cuerpos están totalmente calcinados, irreconocibles”, afirmó y señaló que los restos de las víctimas siguen en el lugar, al igual que el padre de cuatro de los niños fallecidos, a quién no le permiten el ingreso a casa siniestrada.


Radio Dos

0 comentarios: