Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email

ln

ln

♫ FM EL SIGNO ►EN EL AIRE

Joven goyana cruzo los Andes a caballo siguiendo la ruta de San Martín


Virginia Coria, junto a un grupo de hombres y mujeres de nuestro país, realizaron una travesía por la montaña, cabalgando entre cerros nevados a 4.500 metros de altura para rendir homenaje al Libertador de América en el 200° aniversario del Cruce de los Andes. “Cruzamos por el Paso de Los Patos, en San Juan, que es el paso que uso San Martín para cruzar a Chile en su campaña emancipadora”, relató la joven jinete a RADIO POWER.

“El que me motivó fue mi papá (Juan José Coria, presidente de la agrupación tradicionalista “Jaha Katu”). El hizo el cruce en 2009 y desde que volvió me decía siempre que era algo que tenía que hacer. Martin Cavallo, un mendocino que participa todos los años de la cabalgata a Yapeyú que organiza mi familia y otras personas desde hace más de diez años, me invitó a hacer el cruce este año que se conmemoraba los 200 años de la gesta libertadora liderada por el general San Martín.  

Así que me decidí y fui”, relata Virginia Coria al referirse a como se dio su participación en la travesía por la montaña más alta del continente americano.   

En diálogo con el programa “Haciendo Camino” de Radio Power, la joven jinete contó como vivió esa experiencia que calificó de “increíble” y “muy emocionante”, además de haber aprendido “mucho más” sobre la vida y la proeza sanmartiniana. 

Comentó que la cabalgata, hasta el límite con Chile, más el regreso, les  demandó diez días, contabilizando uno de descanso y casi 200 km. de recorrido. “Es muy distinta la de Yapeyú porque se cabalga despacio, al paso, tranquilo. El esfuerzo que hacen  los animales al subir la montaña es mucho. En dos oportunidades llegamos a los 4.500 metros de altura”, remarcó. 

Y acotó: “En algún  momento nos mareamos por la falta de oxígeno. No es fácil, pero los paisajes y saber que uno está haciendo el mismo camino que hizo San Martín  no tiene precio. Vale la pena todo el sacrificio. Es increíble todo lo que uno vive allí y muy emocionante”.

PASO DE LOS PATOS

Virginia indicó que cruzamos los Andes “por el Paso de Los Patos (está en la parte sur de San Juan) que es el que uso San Martín para cruzar a Chile en su campaña emancipadora”. 
Todos los años el homenaje se hace en el límite entre los dos países. Pero este año como se cumplían los 200 años del cruce, los presidentes de Argentina (Mauricio Macri) y de Chile (Michelle Bachelet), otras  autoridades y funcionarios presidieron el acto principal en Chacabuco.   

“En el grupo éramos todos argentinos. Cinco mujeres  y 13 hombres, además de los organizadores (tres)  y 7 personas más que se encargaban de los caballos y las mulas”, precisó la joven goyana.
Señaló también que en el grupo iban alrededor de 18 multas con carga que llevaban los equipajes, carpas, alimentos y otros elementos.

“CONSUMIAMOS MUCHA AGUA”

Y se explayó más sobre la actividad diaria. “Nos levantábamos a las 7 de la mañana. Desayunábamos, y desarmábamos nuestras carpas. Algunos días salíamos a las 10 de la mañana y otros, cuando el trayecto era más corto, cabalgábamos después de almorzar”. 

“Como precaución siempre teníamos que llevar mucha agua. Nos recomendaban tomar 3 litros de agua como mínimo por día para no apunarnos. Pero siempre cabalgamos al costado de arroyos así que en cualquier momento  podíamos frenar el caballo, y tomar agua de deshielo que es súper natural y fresca”, apuntó.

En relación al clima, Virginia Coria, expresó que “el tiempo nos acompañó mucho. Casi todos los días tuvimos sol. Salvo dos, en un lugar que se llama “Trincheras de Soler” que tanto de ida como de vuelta  empezó a neviscar un poco. Íbamos con mangas largas para no quemarnos por el sol y no se sentía el calor como en Corrientes porque el clima es seco pese a que unos días tuvimos temperaturas cercanas a los 30 grados”.

APTITUD FISICA 

Consultada respecto a si debió presentar alguna certificación medica previa para cabalgar, respondió: “Ellos no piden nada. Está en la conciencia y responsabilidad de cada uno. Si uno tiene  alguna complicación médica no se va a arriesgar a hacer ese cruce”. 

“Yo tengo 34 años, y era la segunda más joven porque la más chica tenía 18 y fue con su papá que ya había hecho el cruce hace unos años. Los mayores tenían 71, 72 años. Pero uno de ellos nos dijo que cabalgaba 5 días a la semana y el otros es un médico de Buenos Aires, así que supongo debe estar controlado”, sostuvo la entrevistada y añadió que “fui la única correntina que estuvo el 12 de Febrero (Bicentenario del Cruce Sanmartiniano) en el límite con Chile”, aunque aclaró que “durante enero fueron otros correntinos”.

“EXPERIENCIA INCREIBLE”

Le recomendarías a otra persona hacer el cruce?, preguntaron luego los conductores del programa radial. “Sí, sin dudas. Es una experiencia increíble. Los paisajes que se ven. No hay celulares, no hay comunicación con nada. El grupo que se arma también, la convivencia es algo que no pasa en otros lugares. Y además todo lo que se aprende de historia”, subrayó.

“Justamente el organizador (Martin Cavallo) es un historiador. Sabe mucho sobre San Martín. A cada paso, durante el almuerzo o la cena siempre tenía algo para contarnos de San Martín, de  cómo organizó el cruce, o anécdotas de su vida personal. Y estar ahí, saber que uno va a por el mismo lugar por donde cabalgó el Libertador es algo que no se puede expresar en palabras. Que te digan en este lugar San Martín acampo, con 5000 soldados y estar ahí, es algo muy fuerte”, confesó.

Lo volverías  a hacer? Inquirieron los periodistas.  “Sí”, respondió sin dudar. “Más de una vez nos cruzamos con el Aconcagua. Es como que se abrían las montañas y de golpe teníamos  el Aconcagua enfrente, todo nevado.  Estábamos a 70  km y lo veíamos ahí”, graficó.

TIERRA DE MALVINAS

Virginia concluyó la entrevista comentando un hecho que la impactó mucho. Manifestó que Gustavo Georgetti, una persona de Córdoba que vino muchas  veces a Yapeyu, había estado el año pasado en Malvinas y llevó a la travesía una Bandera Argentina que había hecho flamear en las islas, además de tierra y piedras.  

“Y  nos pidió a Florencia, la chica de 18 años y a mí por ser las dos más jóvenes que enterremos ahí, a los  pies del busto de José de San Martin y Bernardo O'Higgins, (líder chileno de la independencia que, junto con San Martín, liberó a Chile del dominio español) esa tierra que él había traído de Malvinas. Ese también fue un momento muy emotivo. Y todos les agradecimos por esa acción”, reveló Virginia Coria.
Fuente: PowerNoticias

0 comentarios:

Servicio Fotografico

 
Copyright © -2012 Lavalle Noticias All Rights Reserved | Template Design by Favorite Blogger Templates | Blogger Tips and Tricks